The Art Warriors: “Creo en la evolución, mi gusto es el mismo que con 18 pero es distinto al mismo tiempo”

separator
Antonio Gamboa (The Art Warriors)





The Art Warriors constituye un ejemplo de perfeccionismo, frescura y meditación. Hemos conocido en profundidad a Antonio, que sacado del personaje que evoca, nos ha transmitido el mayor de los mejores placeres visuales; un trabajo que hipnotiza y un conocimiento máximo que viajan juntos en la misma dimensión…

 

¡Hola! Cuéntanos sobre ti ¿En qué se basa tu trabajo artístico? / ¿Qué significa para ti?

Me llamo Antonio Gamboa, y llevo casi la mitad de mi vida pintando, especialmente retratos y 8 años trabajando como Director de rte en Havas Media Group. Como The Art Warriors he trabajado ilustrando portadas y reportajes para revistas como Cinemanía o Esquire. Para grupos de música he desarrollado merchand, artworks, cartelería e incluso he pintado sobre lienzos en conciertos. La última vez que pinté en vivo fue en Marbella, mi lugar de origen, en un bolo de Bejo donde además monté una exposición. También soy jurado de creatividad y de arte, doy clases de creatividad en la Universidad San Pablo CEU e imparto talleres de dibujo de vez en cuando. 

Os cuento un poco el background de trabajo porque, aunque me encanta y me ayuda a pagar las facturas y los materiales, lo diferencio mucho de TAW. Para mí, lo que hago bajo mi pseudónimo es una forma de escapar de Babylon, de ser más yo mismo y sentirme verdaderamente libre. La libreta es mi campo de pruebas, puedo hacer cualquier cosa que me apetezca sin preocuparme por el qué dirán, por si mola, por si es una pedrada… La libreta es la verdadera libertad. Y luego están las obras en las que te sumerges, las ideas locas, los mensajes ocultos que sólo una doble lectura desvela. Creo que si no tuviera esta válvula de escape acabaría sucumbiendo a lo que otra gente quiere de mí en lugar de hacer lo que realmente me apetece.

 

¿Cuál es tu “kit” a la hora de crear?

Cuando pinto en digital en mi ordenador uso mi Wacom Cintiq de 16”.  Si estoy en el iPad Pro de 2018 de 9’7” pinto con el Apple Pencil de primera generación en Artstudio Pro; Creo que es la mejor app de pintura digital en tableta. Si tengo que hacer algún retoque más de simulación de pintura lo hago en ArtRage, que ojalá la actualicen algún día… 

Para tradicional tengo unas acuarelas de viaje en formato pastilla de Winsor & Newton y tres water brush pen de Pentel, mega recomendable este combo. También un pack de Winsor & Newton de tintas chinas de colores. Incontables pinceles de todos los tipos formas y tamaños. Un maletín de Van Gogh de óleo y otro de acrílico y un puñado de pinturas que he ido comprando con el tiempo.

Tengo el clásico arsenal de lápices de distintos gradaciones, acuarelables para color, difuminadores, rotuladores Molotow y Posca de distintos grosores y puntas, unos 150 rotus de doble punta baratos y unas cuantas plumillas. 

Pero en mi día a día mi portaminas Muji  HB de 0,5, mis lápices de rojo y azul y mi porta gomas Tombo  son los reyes y reinas de mi tablero.

En cuanto a papel uso Canson A5 de 200 gramos que es muy versátil y láminas de 150 gr de Molotow edición rosa, muy bueno para entintados. Y por terminar tengo una mesa de luz barata A3 y una mesa de corte A3 siempre debajo de todo para evitar mancharlo todo.

 

 

¿Cuáles son tus mayores referentes?

Creo en la evolución , mi gusto es el mismo que con 18 pero es distinto al mismo tiempo. En este momento de mi vida los mero meros que me vuelven majareta son Bill Sienkiewicz el hombre de los mil y un estilos, Shawn Barber, el tatuador que mejor pinta al oleo los tattoos de otros artistas del tatuaje, así como Ashley Wood con su locura de texturas y pinceles digitales. Gracias a Instagram cada día conozco más gente de contemporáneo como Malcolm T Liepke, Michael Carson, Daniel Catalano o Mark Tennat por decir unos cuantos. También Jvan Ruiz, que es un máquina. Y sin querer ser pesado, pero es Imposible dejar fuera a los genios del cómic Phil Noto, Ben Oliver y el Papi Chulo del claroscuro, su majestad Mike Mignola.

De la Vieja Guardia creo que sobran palabras, pero si digo John Singer Sargent lleva implícito a los Goya y los Velázquez que a su vez antes bebieron de los romanos barrocos y renacentistas. Pero eso da para otra entrevista completa sobre los dioses de la pincelada.

 




 

La anécdota más loca que te haya pasado…

Como dire de arte trato con el mismo cariño a todos mis clientes, pero poco podía imaginar que en mi trabajo con una marca de, literalmente, tendederos y fregonas, fuera a acabar haciendo la museográfica de una pequeña Expo de una obra de Pablo Picasso en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. Lo pasé fatal, pero fatal. Tuve que hacerme en 3D el espacio donde se iba a exponer y plantear tanto la museográfica como la distribución, algo que no había hecho en mi vida. Creo que estuve 3 días sin comer prácticamente de los nervios. pero salió todo genial. Lo de estar reunido entre un Tiepolo a medio restaurar y un Lautrec fue heavy metal para mí.

Y como TAW, la primera vez en mi vida que hacía un Live Painting era el mismo día que se casaba un amigo mío, al mismo tiempo tenía que estar en Roma estudiando una especialización en arte y el tráfico en Madrid estaba colapsado por la lluvia. Mi hombre Don Sage me esperaba en la Copérnico con el lienzo las pinturas, etc. pero yo tenía que pasar por casa a cambiarme de ropa. Sólo digo que estuve a 10 minutos de tener que pintar para MDE Click vestido de chaqué.

Y también fue muy risas cuando Cinemanía me encargó un interior de Juego de Tronos y luego una portada con el personaje del enano, dragones y tal. Nunca he visto Juego de Tronos así que tuve que pedir ayuda a los compis de la oficina porque no entendía nada. Que si tiene que salir sin barba, que si no se qué de una cicatriz, que si un huevo. Creo que es la vez que más a ciegas he ido con un curro editorial. Pero salieron bien, eso sí.

 

 

¿Qué le dirías a tu “yo” de hace 5 años?

Me diría que haga como La Bienpagá; Ná te debo, ná te pido. Que no ponga a nadie en pedestales, porque todos somos humanos y nadie es mejor que nadie. Y me diría que los fantasmas y demonios que todos tenemos en la cabeza solo tienen sobre nosotros el poder que queramos darles. Y habría empezado a meditar antes, no hay que perder nunca de vista la respiración.

 

Algo random que quieras soltar sin previo aviso…

Cuando pincho reggae firmo Jean-Michel Jah y cuando firmo por la calle Rothko con la”O” haciendo un señor calvo con gafas y un piti.

 

¿Qué es lo que más detestas y más te gusta de tu trabajo?

Detesto muy fuerte cuando te dicen “libertad creativa” porque normalmente significa perder días en prueba error hasta dar con lo que realmente quiere el cliente y no suele parecerse ni a libertad ni a creatividad. Y suele tener consecuencias como que pierdas el foco en otras cosas importantes del proceso de trabajo. Lo detesto fuerte porque ya he pagado las consecuencias de cagarla en un arte final por el desgaste de idas y venidas de la parte de encajar la ilustración y es muy frustrante y cuesta perdonarse esos errores.

Lo que más me gusta es intentar copiar el estilo de gente que admiro, los accidentes que dan lugar a dibujos interesantes y cuando siento que con una obra realmente he salido de mi zona de  confort. Cuando pasa un mes y ves una obra tuya y dices, joder, qué guapo me quedó esto, de verdad. Esa sensación es impagable.

 




 

Te dan la opción de irte a otro planeta pudiéndote llevar solo tres cosas ¿Qué te llevarías?

Mi estuche, una libreta nueva y un telescopio.

 

¿Tienes algún proyecto entre manos actualmente?

Estoy terminando de rehacer mi primer vídeo de animación (en base a una idea de mi hombre Claudio Oca) usando Cinema 4D para algunos planos y herramientas de riggin. Y por otro lado estoy empezando una pieza pequeña pero potente con mi hombre Álvaro Manof aka ISO-2000. Buena mierda.

 

 

Dinos algo más: un sueño por cumplir, un momento inolvidable, tu comida fetiche y una canción favorita.

¿Por cumplir? Aprender a esculpir. Me parece una meta tan lejana pero tan increíblemente bella… Inolvidable la primera vez que tuve en mis brazos a mi sobrina Annie y sentí esa cosita tan pequeña respirar conmigo y fui plenamente consciente de que su vida y la mía están ligadas para siempre. Cualquier plato con más queso que otra cosa es mi comida fetiche. Una canción que tengo en repeat y en repeat estos últimos meses es “World on fire” de Stick Figure con Slightly Stupid, me da calma y buena vibra al mismo tiempo.

 




 

Disfruta de su trabajo completo en: ArtStation | Instagram

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Art Warriors (@theartwarriors) el

Lo más fresh

Quizás te interese