Para ti, que aún lees

Para ti, que aún lees


Tu padre y tu madre, los que aún te dicen que no te creas todo lo que lees, pero te envían artículos de OKdiario en los que un señor facha intenta provocar el miedo de que los comunissstas van a desayunarse a nuestros hijos. Tu madre, la que te dice que si le envías este mensaje a todos tus amigos, mañana mismo encontrarás trabajo.

Con todo igual, el ser humano, con toda su buena fe, está perdiendo la cordura. Escucho a personas decir que nuestra generación y las venideras, son las que menos leen y van a leer, mientras observo todo lo contrario, las generaciones de nuestros padres se pasan el día frente a la tele mientras nosotros leemos decenas de miles de palabras a diario entre redes sociales y aplicaciones de mensajería.

El verdadero problema puede llegar cuando la lectura que hace la juventud está basada en la segregación, la discriminación o en el marketing para que sigamos siendo números en el papel (aunque ahora el papel haya evolucionado a ceros y unos en kilométricas granjas de información). Todo manejado por grandes empresas que reparten sus ideas a través de los miles de influencers que deambulan por la red y de lo cual nosotros no podemos cambiar nada a no ser que nos convirtamos en dichos influencers, etc.

En mi opinión, si tienes algo que decir en cualquier red social, dilo, no vas a perder nada y además puedes despertar algo en la conciencia de alguien. Sentemos las bases de un futuro que ya casi está pasando de largo frente a nuestras atentas miradas, distraídas por el exceso de información.

Nunca es tarde para expresar una idea.

null

Deja tú comentario

null

Lo más fresh

null

Lo más fresh

null

Quizá te interese

null

Quizá te interese




Deja un comentario