Musssic is the answer #DVSN

Musssic is the answer #DVSN


Melodías características, coros espectaculares, estructuras pegadizas, producciones realmente elaboradas, historias imposibles, giros inesperados… todo eso y más podemos encontrar en el último disco de DVSN, Morning After.

Dvsn está formado por Daniel Daley y Paul Jefferies, más conocido como Nineteen85, nominado a un Grammy en 2017. Procedentes de Toronto, Canada, pertenecientes al prestigioso sello OVO Sound desde 2016, fundado por Drake, Noah Shebib y Oliver El-Khatib.

Sus influencias vienen tanto del gospel como del reggae, pasando por el rock de Jimmy Hendrix o el pop de Janet Jackson. Pero se mueven como pez en el agua dentro del R&B, dándole forma al género a su antojo, creando un estilo muy personal.

Morning After no tiene una historia a la que acogerse, sino que muestra distintas situaciones en una relación y como se desenvuelven. Aunque si escuchamos el disco sin atender a las letras, ya sabemos lo que nos va a exponer: el amor. El rasgo más característico de todo el trabajo es que utilizan muchas repeticiones en sus letras, haciendo hincapié en las ideas que quiere que tengamos más en cuenta de cada canción.

Metiéndonos más de lleno en el disco, en Run Away encontramos inmadurez en momentos en los que le pide a su pareja que huya de él porque no es capaz de ofrecerle lo que ella necesita: ‘Be strong, I need you to be’ ‘Run away I’m not good for you, run and find somebody better’ Se pueden denotar actitudes narcisistas en algunas de sus canciones como ocurre en Think About Me, en la que nos da a entender que él está totalmente seguro de que nadie va a tratarla como la ha tratado. Además, sabe que es dueño de sus pensamientos: ‘Who’s gonna make love like I do? Yeah, nobody’ ‘You’re gonna think about me’ . En una de sus canciones nos describe el amor como un experimento, un constante aprendizaje donde aprendes a amar y a ser amado: ‘The true meaning of love is experienced. You learn how to love and most of all’

Aunque la verdadera constante en todo el disco es el sexo, haciendo varios cameos en todas las canciones, y aquí es donde falla el discurso. Claro que el sexo va implícito en el amor, pero seguramente haya otras formas de tratarlo mucho más sutiles y con más elegancia. Sobretodo, porque si el discurso del disco adopta una actitud sutil y cuidada, es un error tratar de una forma tan banal y repetitiva el sexo.

Es curioso que a la hora de escuchar todo el disco, las sensaciones que transmite son delicadeza, ternura, pasión, sutileza… entre otras. Se percibe una falta de conexión entre la música y las letras, haciendo que el conjunto del disco cojee en cierto modo.

La conclusión que podemos sacar de todo esto es que, en este género, tiene mucho peso la musicalidad de cada canción, dejando en un segundo plano el significado de las letras.

El intringulis de esto es encontrar la sintonía entre la música y el significado de las letras, así es como se consigue llegar de lleno al espectador.

null

Deja tú comentario

null

Lo más fresh

null

Lo más fresh

null

Quizá te interese

null

Quizá te interese




Deja un comentario