“Me guío mucho por las sensaciones y el color es un elemento total para mi inspiración” – Anita Gil

“Me guío mucho por las sensaciones y el color es un elemento total para mi inspiración” – Anita Gil


La cotidianidad, las sensaciones que uno mismo percibe son el fruto base de nuestra creatividad y Anita sabe muy bien filtrar a través de su cabeza hasta sus manos su alrededor….

Bienvenidos al mundo de Anita…

– ¿En qué se basa tu trabajo artístico? ¿Qué significa para ti?

Cuando tenía tres añitos tenía una inquietud por juntar colores y crear formas nuevas, justo en ese momento se despertó mi creatividad. No he dejado de dibujar desde entonces y actualmente es mi forma de vida.

Me guío mucho por las sensaciones y el color es un elemento total para mi inspiración. Muchas de mis ilustraciones son autorretratos en situaciones cotidianas, pero trato otros temas como son la arquitectura y la naturaleza… Todo lo que me inspire nutre mi estilo personal.

Mi trabajo artístico es una parte más de mi. Muestra mi propia personalidad y mi manera de ver y hacer las cosas. Intento transmitir esa niñez que nunca deberíamos de olvidar, que habita en todos nosotros y que no sé por qué la perdemos. Tenemos miedo a que se nos juzgue por ello, en cambio, a mi parecer es algo precioso y muy valioso. Es un ejercicio que hago habitualmente, que me ayuda a comprender lo que observo y reflexiono, llevándolo al papel y dándole vida a lo que se me ocurre como idea.

– ¿Cual es tu kit a la hora de crear?

Mi estudio podría ser lo que se llama un caos ordenado, por muy grande que sea la mesa siempre me falta espacio y ¡Ojo! aunque todo esté patas arriba se dónde lo tengo todo.

No pueden faltar mis dos estuches clave, uno lleva todo tipo de lápices y estilógrafos, y el otro ya ni cierra con tanto rotulador. Acuarelas, pinceles y mucho papel. Tiene que estar todo a mano aunque esté desordenado. Tengo la manía de vaciar todos los estuches encima de la mesa, de esta manera puedo ver perfectamente toda la variedad de colores, es entonces cuando me vuelvo completamente una niña, experimento y juego con todo hasta conseguir lo que tengo en mente. Inmediatamente vuelvo a ordenar todos y cada uno de los colores en su sitio. Así unas cuatro o cinco veces diarias. Ya se ha vuelto un ritual.

Tengo que tener una pared despejada para ir pegando absolutamente todo lo que voy recapitulando, ilustraciones que no quiero que se queden guardadas o se extravíen. Normalmente tengo una cuerda y voy colgando todo lo que voy haciendo. Necesito muchísima luz solar y música. Me puedo ir de casa sin llaves pero no me puedo ir sin mi libreta, mis bolígrafos y mis rotuladores. Son absolutamente imprescindibles en mi bolsa.

– ¿Algún proyecto entre manos actualmente?

Uno de mis sueños y que estoy llevando a cabo es escribir e ilustrar un libro con mis aventuras más divertidas. Suelo ser bastante torpe y despistada y siempre tengo mil historias que contar de todo lo que me va ocurriendo… Actualmente estoy terminando de vivir la experiencia Erasmus y estoy datando cada suceso que me ocurre para posteriormente hacer un libro con ello.

– ¿Qué le dirías a tu “yo” de hace 5 años?

‘Cree más en ti y crearás más’.

Actualmente son dos palabras que llevo tatuadas y que me las sigo diciendo todos los días: ‘Crear’ y ‘Creer’.

Hace cinco años era una persona muy diferente y el miedo a equivocarme me ha tenido un tiempo inmovilizada. Ya sabía en qué quería gastar mi tiempo, pero todavía no creía en mí, no al 100%.

Probablemente me diría que fuera yo misma, sin dejarme condicionar por nada ni por nadie, que el miedo no existe y que hiciera lo que más me hace ser feliz. El arte me ha acompañado desde que tengo uso de razón.

Me hubiera dicho que no tuviera miedo a equivocarme, que equivocarse es aprender. Y ganas de aprender nunca me han faltado.

Por suerte esto un día cambió y comprendí que para crear tengo que creer en mí, ser constante y nunca dejar de trabajar en ello, sin excepciones. A día de hoy me sigo equivocando, y me encanta que así sea…

– ¿Algún sueño aún por cumplir?

Mi objetivo principal es crecer como artista y como persona día a día. Vivir de ello es mi auténtico sueño. Ilustrar es algo natural para mí, no me supone ninguna carga, por ello poder convertir lo que más me apasiona en algo beneficioso creo que es totalmente un sueño.

El arte y más en concreto la ilustración son el verdadero alma de mi vida.

– Una canción, un momento, y un artista favorito.

Una canción- Sin duda toda la banda sonora de mi película favorita ‘Amélie’, en concreto las dos canciones principales ‘La valse d’Amelie’ y ‘Comptine d`un autre ete’. Son canciones que me emocionan de una manera especial, me relaja y hace sacar mi creatividad. Además es una película que me conmueve por la manera en la que está hecha y sobretodo por la propia protagonista, es muy curiosa, muy observadora, y un poco rara. Tiene alma de niña, creo que siempre me he visto un poco reflejada en ella…

Un momento- Elegiría sin duda el momento en el que perdí el miedo de enseñar mi trabajo, y pensé ‘Para que quiero todos estos dibujos en una carpeta’ o ‘Por que está todo escondido en el estudio pudiendo estar por ahí fuera’. Entonces tomé la decisión de apuntarme a diferentes concursos, dedicar las redes sociales a mi trabajo artístico y para mi sorpresa tuvo muy buena acogida. Gané dos de los concursos e hice una exposición, desde este mismo instante no he parado de llevar proyectos a cabo. Esto me animó y me hizo darme cuenta que el NO ya está y que si no lo intentas no sabes lo que ocurrirá…

Un artista favorito- Es una pregunta muy compleja, pues me gustan muchísimos artistas y tengo muchísimas referencias que me han nutrido desde siempre. Tanto de ilustradores/pintores etc… Entre ellas mi favorita es Ana Oncina, una ilustradora actual que hace sus propias viñetas y personajes que me parecen realmente entrañables. Me declaré fiel seguidora de ella hace ya algún tiempo, por su estilo tan personal y su delicadeza a la hora de retratar sus historietas.

null

Deja tú comentario

null

Lo más fresh

null

Lo más fresh

null

Quizá te interese

null

Quizá te interese




El parque Enrique Tierno Galván al atardecer
Fotografía: Pablo Gallardo

El pasado domingo 21 de octubre, se despedía de Madrid otra temporada de Brunch in the Park, la cual estuvo agitando el parque de Enrique Tierno Galván desde el pasado 23 de septiembre de buena música durante sus 5 eventos programados, para la que ha sido su tercera temporada en la capital y en la que han desfilado por su cabina artistas de la talla de Dixon, Tini, Agoria o Michael Mayer, entre otros.

 

Pese a que los días previos en la capital se asomaba ya el otoño en todo su esplendor con bajadas de temperatura y bastante agua, llegaba el domingo y lucia el sol entre algunas nubes con temperaturas que pasaban los 20 grados, lo cual anticipaba una respuesta de público bastante positiva.

Es sobre las 17:00 cuando accedimos al reciento con el objetivo de ver la última hora del set de Nastia, el cual luego acabó alargándose un poco mas de la cuenta debido a algunos fallos técnicos que se produjeron con el setup de Dubfire.

Una concentrada Nastia levantando la vista y comprobando el estado de la pista
Fotografía: Pablo Gallardo

 

La Ucraniana, artista muy en forma en los últimos tiempos, demostró porque cada vez llama más la atención de propios y extraños ejecutando un set de techno con un corte bastante Detroit y sonidos muy acid, muy bien hilado para las horas que eran y el calor que hacía, seguro que mas de uno la hubiera dejado seguir hasta el cierre de Derrick.

Cuando ya empezaba a caer la luz del día, aparecía en cabina el iraní, el bueno de Ali, que sin quitarse las gafas de sol, detalle importante de lo mal que se lo estaba pasando seguramente, nos llevaba por derroteros mas minimal techno, pero sin perder esa presión que el público demandaba a esas horas, dejando una pista totalmente entrega esta vez ya si al plato principal de la noche.

Dubfire en pleno vuelo
Fotografía: Pablo Gallardo

 

Y así llegábamos a las 20:00 de la tarde y esta vez si el auténtico sonido Detroit tomaba el parque creando una comunión entre artista y público que no se ve todos los días.

Un Derrick May que da igual las veces que lo veas o el sitio, siempre lo ves sudando lo mas grande, moviéndose entre los 4 cdjs, la mesa y las toallas que lleva para secarse dicho sudor, sin parar quieto un segundo, actitud que sin duda transmite pasión y compromiso con la música.

Derrick May concentrado entre platos y cdjs
Fotografía: Pablo Gallardo

Es el propio Derrick May quien dice en su entrevista en el Documental de Beatz (Dirigido por Eduardo de la Calle, 2014) que para él, los grandes Djs de techno de Detroit, los Jeff, Kevin, etc, son como caballeros Jedi, ¿significa eso entonces que es él el elegido? Lo que no nos cabe duda es que es uno de los grandes maestros!

null

Deja tú comentario

null

Lo más fresh

null

Lo más fresh

null

Quizá te interese

null

Quizá te interese




Deja un comentario