“In the Gloaming”, el crepuscular primer avance del nuevo disco del danés Trentemøller

separator
Fotografía by Sofie Nørregaard





Los incondicionales del todoterreno nórdico bien pudieron olerse algo a lo largo del verano. Antes del sorpresivo anuncio de hoy vieron la luz varias canciones como “No One Quite Like You” junto a “Tricky” o “Golden Sun”. Eso sí, el premio gordo acaba de llegarnos con “In the Gloaming”.

 

Con unos penetrantes y hermosos arpegios de sintetizador. Así se destapa “In the Gloaming”, desde ya, el primer sencillo en extraerse de “Memoria”. Porque así, con una poderosa palabra herencia del latín, se titulará el nuevo largo de Anders Trentemøller a publicarse a comienzos del año que viene a través de In My Room (su propio sello).

Volvemos a toparnos con un productor que ama la sensibilidad de las máquinas. Extrae de ellas melodías que luego entreteje con –una vez más, lo cual es excepcional- la voz de la fiel colaboradora Lisbet Fritze. La presencia dreampop y shoegaze están omnipresentes en el ADN creativo del dnaés. Su música suena como el futuro grabándose en el estudio Motown, y como se hubiese reubicado en el 1991 junto al río Támesis. Se presenta como una nueva forma de pop espacial electrónico, uno con elementos de añoranza y solemnidad.




“In The Gloaming”

 

Han pasado tres años –y menuda intensidad de años- desde su anterior LP “Obverse”. Son muchas las ganas de seguir descubriendo temas y no parar de tonificarnos con su peculiar propuesta. A razón del nuevo lanzamiento, el propio artista afirma: “In The Gloaming” es una canción sobre las vicisitudes de una amistad ambigua. La sensación de estar enamorado de una persona que inconscientemente te arrastra hacia lo más hondo, y como uno procura de encontrar una vía de escape a esos patrones nada sanos. Quería que la canción tuviese algún tipo de sonido épico que ocultase ese gran dilema. Por lo cual, tanto el poderoso golpe de batería, como las guitarras ondeantes y la línea de sintetizador son lo más parecido a un himno. Esta ha sido la primera vez que he escrito ambas, la letra y la melodía vocal. Finalmente, la inquietante voz de Lisbet Fritze le dio vida a todo de una manera increíblemente hermosa.”




Lo más fresh

Quizás te interese