Así vivimos el Go Rural Festival

Así vivimos el Go Rural Festival


Estábamos deseando de vivir un festival que nos cargase las pilas y pusiese fin definitivo al verano. Podemos confirmar que el Go Rural Festival, el cual tuvo lugar en Jaén el pasado 6 de Octubre, pudo presumir de estar a la suficiente altura para recargar energías y permitirnos afrontar la rutina que se nos viene encima. Tan solo hizo falta una sola jornada, unas horas de rock e indie, para proclamarse claro vencedor en una batalla contra aquellos amantes de la buena música que esperaban con ansia una edición que estuviese a la altura de la anterior.

 

 

 

 

 

 

Go Rural Festival dió la bienvenida a los jienenses con Nunatak, que despertaron a los recién llegados con temas como El grito, Romper el cielo o Bestias sedientas, los cuales hicieron que el público se preparase para lo que le venía después. Ese sería Carlos Sadness, que desenfundó su Qué electricidad, Te quiero un poco y Sebastian Bach, entre muchas otras. Parecería que la gente no tuvo suficiente con Carlos Sadness, sus problemas de garganta con el agua y el jengibre (los cuales no dudo en comentar con el público) o su divertida puesta en escena, puesto que le siguió La Casa Azul y de nuevo consiguieron poner a la gente con las manos en el aire e incluso a alguna atrevida subida encima de los hombros de algún amigo. Durante la aparición de La Casa Azul, sorprendió Carlos Sadness al público bajando a hablar y a echarse fotos con fans como uno más entre la multitud; un detallazo por su parte. Iván Ferreiro sería el antepenúltimo artista que demostraría su profesionalidad ante el escenario y el público, el veterano cantante de indie presentó el adelanto de su nuevo trabajo, así como sus reconocidos temas como Turnedo o El pensamiento circular. Los siguientes serían Lori Meyers, que supieron mantener el buen ambiente con todo su repertorio musical, ¿Aha han vuelto? o Alta fidelidad hicieron que todos nos dejaramos la voz. Y puso fin a esta segunda edición el grupo madrileño Sexy Zebras, los cuales no dejaron indiferentes a nadie cantando La P***a o Mierda, que dedicaron a todos aquellos que se fueron antes de su actuación, toma ya.

 

 

 

 

 

 

Así que, como veis, esta edición nos ha puesto a todos una sonrisa en la cara y ha saciado nuestras ganas de rock y buena música. Solo esperamos que se repita el año que viene y sepan igualar, o incluso mejorar este festival que seguro que por varios años más, nos dejará buena música por la provincia de los olivos.

 

 

 

 

 

 

 

 

null

Deja tú comentario

null

Lo más fresh

null

Lo más fresh

null

Quizá te interese

null

Quizá te interese




Deja un comentario